Buscar Video
Resultado de Videos 1 - 12 de 15
 

Tags relacionados: TOPO  museo  Es  Baluard  Festival  NT  de  MÚSICA  ELECTRÓNICA  Art  Jove  2009  Grafitis  cómics  diseño  gráfico  modelos  moda  ES  BALUARD  MUSEU  ART  MODERN  CONTEMPORANI  Nit  Art  2009  El  canto  del  ferreret  La  lucha  del  Ferreret  Mallorca  Puerto  Pollensa  animado  puerto  su  bahía  aguas  transparentes  Galería  Maior  Noche  del  arte  2010  Palma  de  Mallorca  Pollença  Mallorca  Municipio  Ocio  Playas  Calas  Naturaleza  Ferias  Lugares  de  interés  soller  mallorca  baleares  solleric  tren  tranvia  Es  Baluard  Museu  dArt  Modern  i  Contemporani  Palma  Mallorca  PININO  Festival  NT  de  MÚSICA  ELECTRÓNICA  H1000VM  museo  Es  Baluard  LA  CAJA  BLANCA  noche  del  arte  2011  Mallorca  ATSUKO  NAKAMURA 

Ordenados por: Fecha - Título - Visualizaciones - Votación

TOPO museo Es Baluard Festival NT de MÚSICA ELECTRÓNICA
MÚSICA ELECTRÓNICA CON NEOTOKYO Es Baluard acogerá los días 1, 2 y 3 de octubre el Festival NT de Electrónica y Videoarte que organiza la asociación cultural -y banda de rock electrónico- Neotokyo. Entre los asistentes habrá figuras internacionales como Alexander Hacke, fundador de la banda de culto Einstürzende Neubauten, que actuará el día 3. Hacke interpretará la performance “The ship of fools” junto a la cantante estadounidense Danielle de Picciotto, ex componente de Space Cowboys, fundadora del Ocean Club y co-fundadora de la Love Parade de Berlín. El festival arrancará con una \
Añadido: 3279 días antes por declipse
Duración: 211.53
Visto: 23571 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Art Jove 2009 Grafitis cómics diseño gráfico modelos y moda
Grafitis, cómics, diseño gráfico, modelos y moda tomaron anoche Ses Voltes en una exhibición de talento novel de la mano de los premios Art Jove Noche de premios, nervios y buen humor la de ayer en Ses Voltes, escenario elegido para que el arte emergente de decenas de jóvenes creadores, en las modalidades de Art Jove que permitían exposición, invadiera un museo y luciera tipito sobre la pasarela. Concluido el paseo por el museo de las autoridades ­–Mateu Cañellas, Fina Santiago, Joan Artigues, Pere Joan Martorell y Nanda Ramon entre ellas– llegó el momento de otro recorrido, el de los modelos por una pasarela amarilla que desafiaba cualquier superstición. Comenzó Neu Amengual, ganadora del Premi Art Jove 2008, que mostró la colección Magnetic, "inspirada en Blade Runner pero imaginando un futuro alternativo, no oscuro sino luminoso, con tejidos tecnológicos y fibras metálicas". Los desfiles sucesivos mostraron desde una tierna colección infantil, la Saddle Shoes de Lucia Vinci Marino, hasta The hell of the sin, una incitación al pecado en toda regla de la mano de las lencerías, transparencias y corsés de Margarita Cristina Chaparro, pasando por una sátira belicista de Jurena Munoz. El segundo puesto lo compartieron Sandra Navarro, que transformó en moda los miedos individuales, y Esperança Perelló, que propuso en LEF una revisión al constructivismo ruso, mientras que la gloria fue para Assumpció Bordoy, con Blanco por dentro, verde por fuera, inspirada en "la mujer de los 50, que tenía que usar la ropa del marido en la guerra". Su capacidad para extraer feminidad de paracaídas, tejidos en resitela y material bélico conquistó al jurado de unos premios que probaron que los jóvenes siguen estando sobradamente preparados. Una de las salas del primero albergaba la modalidad de cómic, donde el talento se expresaba tanto en los trazos limpios y coloristas del Pintamones de Daniel Triay como en unos mucho más sucios, duros y monocromáticos, estos a cargo de Miquel Moyà Flaquer, ganador del primer premio, consistente en la publicación de un cómic, con Legió XIII Germina, una historia de honderos mallorquines del 57 antes de Cristo. Vida juvenil de Juan Francisco Mota Magaña y El Secreto de Pau Arévalo Domínguez se llevaron 500 euros por un segundo premio compartido. En diseño gráfico fueron cuatro los llamados, y sólo uno, Javier Siquier Belmar, el elegido. Su Graffiti lovers, un estudio tipográfico basado en el arte callejero, se impuso al resto y conectó con otra modalidad, la de grafitis, que repartió premios a todos los finalistas. Bernat Aleix Llull i Miquel Àngel Oliver se embolsaron 300 euros por el tercer puesto; Sandro Thomas se llevó 500 y Javier Rodríguez e Ignacio Morcillo compartieron los 1.900 del primero. En el certamen de fotografía CooperArt se repartieron 3.000 euros, en la categoría de instantáneas, entre Maria Eugenia López-Rodó, primer puesto por una foto de la colección Asimetries: el Glorioso Perú, y Mateu Riera Bauçà, segundo por otra de Chiapas: Sofriment, lluita i esperança; y en la categoría de colecciones, entre Núria Moreno Jurado (tercer puesto); Sandra Hervés Avelar (segundo); y Manuel Ocaña Mascaró, vencedor absoluto por una visión del trabajo infantil en los vertederos, titulado Por medio dólar al día. En el museo hubo también sitio para Lugares intermedios, del ganador de la Muestra Joven de Artes Plásticas de La Rioja, embajador de una nueva relación de intercambio con Art Jove. "Parto de escenas reales que luego construyo con cartón y fotografío. En algunas el suelo está inundado de agua, con lo que en seguida se destruyen y sólo queda la foto. Ese es mi interés, el lugar intermedio entre la fotografía y la ficción que documento", explicó sobre una creación tan excepcional como laboriosa.
Añadido: 3300 días antes por declipse
Duración: 1161.18
Visto: 9926 | Comentarios: 1
Puntuación: 0
ES BALUARD MUSEU D'ART MODERN CONTEMPORANI Nit de l'Art 2009
Una nueva visión de parte de su fondo artístico: Paisatges creuats, de Rusinyol a Kiefer, pasando por Ramis y Barceló. Una exposición de saltos históricos y de experimentos. Es Baluard celebra el jueves 18 de septiembre la Nit de l'Art con una jornada de puertas abiertas. El público podrá visitar nuestras exposiciones temporales, En Privat 1 sobre fotografía contemporánea y Echoes una instalación de Francesca Martí en el Aljub del museo. Por la noche, a partir de las 21:30 h. el museo ofrece la actuación del Circ Bover que realizará un espectáculo en las terrazas. Sus integrantes "invadirán" el museo realizando diferentes números simultáneamente, que también podrán seguirse a traves de proyecciones en directo sobre las parades del museo. Es Baluard ha incorporado 21 obras nuevas a su colección permanente, mediante la adquisición de 20 obras a cargo de los presupuestos de 2008 y con un coste total de 403.148’2 €, así como también la aceptación del depósito de una gran obra de Miquel Barceló, procedente de una colección particular mallorquina. Listado de obras adquiridas: LIDA ABDUL Obra: -“War Games (what I saw)”, 2006. DVD MARINA ABRAMOVIC Obra: -“The Family A”, 2008. Fotografia, c-print sobre dibond, 150 x 120 cm CHEMA ALVARGONZÁLEZ Obras : - “El paseo visible, Palma de Mallorca I”, 2007-2008. Caja de luz con fotografia duratrans, 55 x 160 x 15 cm - “El paseo visible, Palma de Mallorca II”, 2007-2008. Caja de luz con fotografia duratrans, 55 x 160 x 15 cm - “El paseo visible, Palma de Mallorca III”, 2007-2008. Caja de luz con fotografia duratrans, 55 x 160 x 15 cm Estas obras formaron parte de la exposición de Es Baluard “Light Messages” (enero – junio de 2008) y se encuentran en el catálogo de la muestra. CHRISTIAN BOLTANSKI Obra: -“El Judío Eterno”, 2001. Instalación DANIEL CANOGAR Obra: -“Intimate mappings”, 2002. Instalación. 2 proyectores, 40 terminales de fibra òptica, diapositivas. Medidas variables. Esta obra formó parte de la exposición “Light Messages” (enero – junio 2008) y se encuentra en el catálgo de la muestra. LAWRENCE CARROLL Obra: -“It’s a long wait”, 1998-2002. Mixta sobre tela y madera, 153 x 129 x 46 cm TONI CATANY Obras: - Sèrie Bodegones (2006 – 2008): seis obras, todas ellas fotografias de tirada glicée realizadas en el 2008, de 60 x 50 cm cada una. - “Perfil”, 1997. Fotografia, tirada glicée del 2004, 112 x 112 cm JOAN CORTÈS Obra: -“Sense títol”, 2008. Madera lacada, hilo de acero, 75 x 55 x 52 cm ÑACO FABRÉ Obra: -“Entre sueños y certezas”, 2007. Óleo y graffito sobre tela, 300 x 200 cm ZHANG HUAN Obra: -“Pilmigrage to Santiago”, 2001. Fotografia, c-print color, 128 x 209 cm Esta fotografía ofrece testimonio de la única performance de Zhan Huan en España. AITOR ORTIZ Obra: -“Muros de luz 001”, 2007. Fotografia digital / aluminio, 250 x 125 cm THOMAS RUFF Obra: -“m.d.p.n. 32”, 2003. Fotografia, c-print sobre diasec, 186 x 297 cm AMPARO SARD Obres: -“Second mistake”. Vídeo - Sin título , 2008. Tres papeles perforados de 60 x 100 cm JOANA VASCONCELOS Obra: -“Conchita”, 2008. Cerámica, pintura vitrificada y ganchillo a mano, 31 x 115 x 90 cm A la adquisición de estas 20 obras, hay que añadir la aprobación del depósito de la siguiente obra, procedente de una colección particular de Mallorca y que será depositada en Es Baluard por un término de cuatro años renovables: MIQUEL BARCELÓ Obra: “Têtes de sardines”. 200 x 300 cm Con estas obras el museo Es Baluard muestra los criterios que guiarán la ampliación de la colección durante los próximos años. Según estableció la comisión de adquisiciones, se trata de que Es Baluard, atendiendo a la calidad e interés de las obras, recoja las corrientes de artistas cuyo trabajo esté próximo a la cultura balear y a su público, es decir, artistas nacidos, que trabajen o hayan trabajado en las islas o en contacto con el público isleño. En este sentido, las actuales adquisiciones se destacan por la incorporación de obras de Marina Abramovic, Toni Catany, Ñaco Fabré, Aitor Ortiz (premio Ciutat de Palma Antoni Gelabert d’Arts Plàstiques 2006), etc. De la misma manera también se quiere destacar las obras que ya forman parte de la historia del Museo, como lo demuestra la adquisición de obras de Daniel Canogar o Chema Alvargonzález. Otro punto importante es la apertura de la colección hacia lenguajes, hasta ahora, apenas presentes en los fondos de Es Baluard. En este sentido, se han adquirido numerosas obras de grandes fotógrafos dentro del arte contemporaneo, como Zhang Huan, Thomas Ruff, Toni Catany o Marina Abramovic, entre otros. Por lo que a nuevos lenguajes se refiere, mencionar los videos de Lida Abdul (artista de gran proyección, con obra presentada en la Tate Modern, ICA, MOMA o en la Bienal de Venecia) o Amparo Sard. Es Baluard también tiene presentes a los artistas jóvenes con más proyección, en esta ocasión ha incorporado obras de Joan Cortés, Amparo Sard o la misma Lida Abdul. Las pautas del arte contemporáneo más internacional, ha sido el criterio seguido a la hora de adquirir obras de artistas como Christian Boltanski, Lawrence Carroll, Joana Vasconcelos o los mismos Zhan Huan, Marina Abramovic o Thomas Ruff. Como ya se adelantaba al inicio de este informe, para la adquisición de estas obras se ha invertido un total de 403.148’2 € con cargo a los presupuestos de 2008, los cuales preveían gastos para compra de obra de 850.000 €, de los cuales la mitad han sido destinados a pagos aplazados para obras adquiridas en años anteriores. Para 2009 los presupuestos de Es Baluard mantendrán la cantidad de 850.000 € para la adquisición de obras de arte. La comisión de adquisiciones se reunirá dos veces al año. Para terminar añadir que entre las funciones de la Comisión de Adquisiciones está la de aprobar o desestimar depósitos o donaciones que, desde colecciones privadas o públicas, se ofrecen al museo. En este sentido, es muy destacable el depósito de la obra de Miquel Barceló, “Têtes de sardines” una gran obra que será depositada en el museo por un período de cuatro años. Estas nuevas adquisiciones, así como las que se realicen de ahora en adelante, se mostrarán al público en una exposición durante la segunda mitad del 2009.
Añadido: 3293 días antes por declipse
Duración: 215.25
Visto: 8324 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
El canto del ferreret La lucha del Ferreret Mallorca
El canto del ferreret La lucha del Ferreret Mallorca. Pequeño pero invencible. El Ferreret gana la batalla a su gran enemigo, un hongo que provoca una enfermedad llamada quitridiomicosis, y se escapa así de las garras de la extinción. Si hace apenas un año estaba a punto de desaparecer como especie, ahora el sapillo balear se multiplica en cifras históricas: 31.000 larvas contabilizadas. Para preservar su conservación se celebra en Sòller la IV Reunión Técnica para la Conservación del Ferreret. La cita será este viernes en el Museo Balear de Ciencias Naturales, en Sóller. El objetivo: intercambiar experiencias y poner a punto estrategias conjuntas. El Ferreret es un pequeño anfibio endémico de Mallorca que vive en zonas húmedas de la Serra de Tramuntana, sobre todo en Sóller. Fueron los payeses mallorquines los que le pusieron este particular nombre, puesto que su canto recuerda a los golpes de martillo de un herrero. Ha sobrevivido durante muchos años en las zonas más inaccesibles de la Serra, donde, ni el hombre ni los depredadores lo han podido hacer desaparecer pese a que siempre ha estado en el límite del peligro de extinción, que consiguió superar el pasado año. La dificultad de recuperar esta especie radica en que, como ha evolucionado sin depredadores pone pocos huevos (de 7 a 20) que son transportados por el macho y el desarrollo de las larvas, los renacuajos, es muy lento. Durante la reunión se discutirán las futuras acciones para contener la enfermedad que amenaza al sapillo balear y consolidar la evolución favorable de esta especie. La jornada está organizada por la Dirección General de Caza, Protección de Especies y Educación Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente, que entre sus asistentes destaca a Jaime Bosch, del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC) y Manuel Areste, del Zoo de Barcelona, entre otros.
Añadido: 3162 días antes por jorge
Duración: 58.38
Visto: 5523 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Puerto Pollensa animado puerto su bahía aguas transparentes
Puerto Pollensa animado puerto y su bahía de aguas transparentes. Las estribaciones más septentrionales de la Sierra de Tramuntana sirven de telón de fondo a la localidad mallorquina de Pollença. Conocida por su animado puerto y su bahía de aguas transparentes, posee un casco urbano de fuerte sabor medieval a escasos kilómetros del mar Mediterráneo. Es, a la sombra de los montes Puig de Pollença y Calvari, donde el visitante encontrará una población que ha sabido mantener intacta toda su personalidad, a pesar de encontrarse a un paso de la animación playera.
Pollença, la Pollentia romana, se enmarca entre perfiles montañosos y bosques de pinos. De origen prehistórico, su historia más reciente se desarrolla bajo el gobierno de romanos, visigodos y musulmanes, hasta que en el siglo XIII Jaume I la incorpora a los reinos cristianos. Los siglos siguientes vieron como las poblaciones costeras de la isla se pertrechaban de murallas y torreones para repeler el ataque de piratas y corsarios. Hoy en día, Pollença es un tranquilo pueblo de caserío techado con tejas árabes y trazado irregular. Extendido a los pies de las colinas cercanas, multitud de calles zigzaguean ladera arriba, puntos que ofrecen interesantes panorámicas de todo el conjunto.
Sus calles empedradas conducen a los monumentos más emblemáticos, entre los que se encuentran la iglesia de Nostra Senyora del Roser y la parroquia de Nostra Senyora dels Àngels. En la primera de estas construcciones religiosas se conservan una talla gótica de la Virgen, un retablo barroco del siglo XVII, y un órgano del siglo XVIII. Por su parte, la parroquia fue fundada por los templarios en el siglo XIV sobre un antiguo templo greco-romano, aunque más tarde pasó a depender de la orden de los hospitalarios de San Juan de Malta. Elementos defensivos de la construcción anterior se pueden observar en el campanario actual.

Vía Crucis de Semana Santa

Parte del trazado de Pollença ocupa la falda del monte Calvari, en la que se enclava una ermita a la que se accede por una escalinata de 365 peldaños. El Vía Crucis del Viernes Santo recorre este camino con cruces centenarias de más de tres metros de altura. En esta construcción se venera la imagen gótica del siglo XIII de la Mare de Déu del Peu de la Creu. Desde los miradores de este monte se obtiene una de las vistas más bellas del casco urbano y de los parajes que lo rodean. Desde aquí se puede llegar al puente romano que cruza el torrente de Sant Jordi y que data del siglo IV.

Otra interesante visita es el Museo de Pollença, en el que encontraremos colecciones de arte gótico, arte contemporáneo, cerámica y una sala dedicada al artista Atilio Boveri. También llama la atención una mandala, un diagrama empleado para la meditación lamaísta y que es una obra cumbre del arte tibetano.

La privilegiada ubicación de Pollença, entre el mar y la montaña, hace posible que el viajero disfrute de las más diversas actividades al aire libre. Desde la práctica del senderismo, el golf y los paseos caballo (tanto por el interior como por la costa) hasta los deportes náuticos en la Bahía de Pollença. Esta diversidad paisajística también influye en la variada gastronomía de la isla. Las sopas mallorquinas, elaboradas con carnes y verduras, y el tumbet, guiso de patatas, pimientos fritos, berenjenas y salsa de tomate son algunos de los entrantes. La sobrasada y el queso, con Denominación de Origen, acompañan a carnes de cerdo a la brasa y a sencillas rebanadas de pan con aceite de oliva y tomate. Entre los postres, la famosa ensaimada hará las delicias de los más golosos.

La costa mallorquina

El Cabo de Formentor, el Cabo Pinar, Alcúdia y su puerto son visitas ineludibles para los que quieran disfrutar de los espectaculares paisajes que ofrece la isla. Bosques de pinos que llegan hasta la misma playa, en la que se abren aguas transparentes componen la estampa más típica de esta zona. Extensas playas y calas escondidas ofrecen agradables temperaturas durante el día y animación nocturna. Por su parte, la villa medieval de Alcúdia nos depara la contemplación de la iglesia de Sant Jaume y un teatro romano tallado en la roca, entre otros monumentos.

Si además de la costa el viajero quiere conocer localidades de la Sierra de Tramuntana y del interior de la isla habrá que acercarse a sa Pobla, Inca o Benissalem. En esta última población los palacetes y casonas del siglo XV nos hablan de la riqueza vinícola de la comarca. Aquí se crían los vinos de la Denominación de Origen Benissalem-Mallorca: los afamados tintos de Manto Negro y los jóvenes rosados y blancos. Esta tradición también se aprecia en Inca, lugar en el que se hace obligada una visita a los ´cellers´, bodegas-restaurantes. Además de los vinos, esta tierra ganada a las marismas cultiva patatas, alubias y hortalizas con las que prepara ricas recetas tradicionales. La iglesia de Santa María la Mayor también merece una visita.

El humedal del Parque Natural de S´Albufera de Mallorca también sorprenderá al viajero. Los torrentes de Muro y Sant Miquel aportan sus aguas a esta zona de marismas y canales naturales y artificiales de riego. Aunque predominan los carrizales por toda la albufera, las dunas aparecen cubiertas por pinar y otras especies como enebros, varios tipos de orquídeas y algunos endemismos.

Algunos vertebrados tienen presencia aquí, como el galápago, la comadreja o la marta. Pero, por encima de todo, su condición de humedal le convierte en hábitat de numerosas aves como el aguilucho lagunero, la garza imperial, la cigüeñuela o el carricerín real, que tiene en este lugar la colonia más importante de Europa occidental. Con la llegada del invierno, se pueden llegar a contabilizar en el parque hasta 74 especies distintas de ánatidas, gaviotas, etc.
Añadido: 3035 días antes por jorge
Duración: 233.59
Visto: 4995 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Galería Maior Noche del arte 2010 Palma de Mallorca
Vint Anys en la Galería Maior. Nit de l´art 2010 palma de Mallorca, Noche del arte 2010 GALERiA MAIOR PALMA VINT ANYS www.galeriamaior.com Can Sales, 10 PALMA La Galería Maior se funda en Pollença en 1990. Desde entonces ha llevado a cabo una importante labor en la promoción del arte contemporáneo. Representa tanto a artistas emergentes como consagrados, y trabaja con nuevos medios para crear formas innovadoras de explorar, interpretar y visualizar nuevos lenguajes y experiencias artísticas. Desde julio de 2004, Maior cuenta con un nuevo espacio en Palma. La galería ha participado en las principales ferias de arte contemporáneo, tales como ARCO (desde 1994), ArtCologne (desde 1995), Loop, Artissima y KIAF, entre otras. Durante el verano, la galería organiza un ciclo de proyecciones de videoarte titulado “El video en el tejado”: las noches de los meses de julio, agosto y septiembre, críticos, comisarios, directores de museo y artistas presentan sus selecciones de las últimas creaciones en video en la terraza de la galería en Pollença. Un programa de aproximadamente siete exposiciones por año ofrece una muestra del trabajo más reciente de artistas jóvenes y nombres destacados. También colaboramos con museos, instituciones y fundaciones en la difusión del trabajo de nuestros artistas a nivel nacional e internacional. Disponemos así mismo de talleres experimentales en los que los artistas desarrollan diversas técnicas. Amador, Broto, Campano, José Pedro Croft, Xavier Grau, Eva Lootz, A.R. Penck, Jürgen Partenheimer, Charo Pradas, Susana Solano, Darío Urzay, Mónica Fuster, Joan Cortés, Núria Marquès, Aina Perelló y Nicholas Woods son algunos de los creadores que han realizado ediciones para la galería. Álbum familiar A lo largo de estos años, hemos compartido las inauguraciones con numerosas personas. Artistas, comisarios, coleccionistas y amigos han contribuido con su apoyo y su presencia al éxito de nuestras exposiciones.
Añadido: 2929 días antes por declipse
Duración: 42.84
Visto: 4892 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Pollença Mallorca Municipio Ocio Playas Calas Naturaleza Fer
Pollença Mallorca Municipio Ocio Playas Calas Naturaleza Ferias Lugares de interés El Municipio de Pollença tiene una superficie de 146,03 km ² y una población oficial es de 17.260 habitantes a 1 de enero de 2009. El municipio de Pollença goza de una inmejorable situación dentro de la isla de Mallorca. Su paisaje ha sido, y es todavía, inspiración de poetas, pintores y músicos. Pollença es, sobre todo, una tierra acogedora, sed a todos bienvenidos. Pollença, el Port de Pollença, Cala de San Vicente y Formentor constituyen una de las zonas más bellas de nuestra isla, y sin duda un lugar muy atractivo para visitar durante todo el año. El municipio de Pollença ofrece a todos los visitantes la posibilidad de disfrutar de un paisaje de mar y montaña y de una amplia oferta cultural y de servicios. Emblematicos lugares como el Calvario o el Pont Romà, el interesante Museo de Pollença, el Festival de Música, las numerosas exposiciones de arte .... llenan de atractivo la visita del núcleo de Pollença. El Puerto de Pollença conserva la personalidad propia de una zona privilegiada, con su extenso paseo marítimo y las amplias playas. La Cala de San Vicente está formada por un conjunto de preciosas calas de aguas cristalinas situadas a pie del Cavall Bernat y el conjunto de cuevas prehistóricas del Alzinaret. Formentor, escenario de inspiración de artistas, con el mirador del Colomer, la Playa de Formentor y, por supuesto, el faro situtat el Cabo de Formentor. Paisaje, historia, arte, cultura, gastronomía, tradición y servicios .... aquí cerca, en Pollença. Naturaleza privilegiada Pollença goza de una situación geográfica privilegiada para los amantes de la naturaleza, los excursionistas encontrarán numerosas alternativas en sus diversos parajes. La zona cuenta con una gran riqueza botánica autóctona que se manifiesta en diferentes comunidades vegetales que van desde la característica de encinar hasta la más extensa de acebuche, lentisco, jara y palmito (única especie de palmera europea), incluso cuenta con una planta endémica, la Naufraga balearica, que crece a un área de la sierra cercana a la Cala de San Vicente. Los ornitólogos también podrán disfrutar de la observación de ejemplares del águila pescadora, en la Albufereta reserva natural de 295 hectáreas por la que pasan El Rec y el torrente de la Font Mal Año-y en otros lugares del término podrán observar otras especies como el buitre y el halcón. Albercuix - (Puerto de Pollença) Cala Barques - (Cala de Sant Vicenç) Cala Bóquer - (Puerto de Pollença) Cala Figuera - (Formentor) Cala Molins - (Cala de Sant Vicenç) Cala Murta - (Formentor) Cap de Formentor - (Formentor) Cómo llegar a Pollença - (Pollença) Entorno Natural - (Pollença) Formentor - (Formentor) La Albufereta - (Puerto de Pollença) La Garganta - (Puerto de Pollença) Puerto de Pollença - (Puerto de Pollença) Puig de Maria - (Pollença) Puig de Santuïri - (Pollença) OCIO Además de sol y playa, el municipio de Pollença cuenta con una importante oferta complementaria, excelentes restaurantes donde podremos disfrutar de la sabrosa cocina mallorquina, bares con amplias terrazas y numerosos establecimientos comerciales donde ir a comprar. No debemos olvidar actividades como el senderismo, la equitación, la vela, el golf o excursiones marítimas. Ferias, fiestas y mercados de Pollença 1-Ferias y Fiestas San Antonio, El Pino de Ternelles 17 de enero St. Sebastián, Los Caballitos Semana Santa, El Descendimiento y el encontradas Feria del vino, en torno a la Semana Santa Corpus, Las Águilas y St. Joan Pelós Festival de Pollença Fiestas del Puerto de Pollensa, San Pedro finales de junio y la Virgen del Carmen a mediados de julio Fiesta de la Virgen de los Ángeles, 2 de agosto, Moros y Cristianos Fiestas de Cala Sant Vicens, mediados de agosto Fiestas de San Pedro, Feria Marinera (fin de semana antes del día de San Pedro) La Feria, domingo antes del Dijous Bo (noviembre) 2-Mercados Miércoles en el Puerto de Pollença Domingos en Pollença. Lugares de interés Claustro del Convento de Santo Domingo, edificación del siglo XVI terminada en 1616. Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, con un retablo barroco de 1651, la talla de la Virgen fechada en los siglos XIII-XIV. También se conserva un órgano barroco construido en 1732 por el organero valenciano Luis Navarro, joya representativa del arte organístico del siglo XVIII. Museo de Pollença. Torre gótica de los Jardines Joan March. Casa Consistorial, desde el 1882 ocupa una parte del edificio de Monti-Sion construido por los jesuitas entre 1696 y 1738. Templo de Monti-Sion. Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, dedicada a la patrona de la villa. Templo greco-romano, con ornamentación barroca, dedicado a la patrona de la villa. Fundada por caballeros templarios en el siglo XIV, perteneció a los hospitalarios de San Juan de Malta. Suntuoso, retablo barroco de 1754, trasladado desde la iglesia de Monti-Sion tras la expulsión de los jesuitas en 1767. Se encuentran sepulturas históricas. El visitante podrá contemplar 14 grandes cuadros que representan el Vía Crucis, obra de los pintores Atilio Boveri (argentino), Eugen Massgraber (alemán) y Joaquín Tudela (español), de principios de siglo. El campanario se alza sobre una antigua torre defensiva del s. XV. En 1991, con motivo del bicentenario de su construcción, se realizaron importantes reformas. Sacristía, reformada con elementos arquitectónicos del pasado. Notable colección iconográfica, pinturas y objetos del culto. Recuerdos del poeta y siervo de Dios Miquel Costa i Llobera. Iglesia de San Jorge. El Calvario y el Puente Romano. Pequeño montículo al que se puede acceder en coche o por una escalonada que comienza en la calle Jesús, junto al Ayuntamiento. Tiene 365 escalones, flanqueados por cipreses. Su tramo superior data de finales del s. XVIII, con aparentes influencias neoclásicas introducidas por el cardenal Despuig. Vía Crucis con cruces centenarias de 3 metros de altura. Oratorio de principios del s. XIX, con restauración neogótica de la década de los 60. Custodia la imagen de la Virgen del Pie de la Cruz, de una sola pieza, atribuida a los siglos XIII o XIV. Hay algunos miradores para observar la configuración geográfica de Pollença. Desde aquí, bajando por las calles de las Cruces y Gruat, se llega al puente romano. Posiblemente es una construcción militar de los primeros siglos de nuestra era, para la conducción de agua a la ciudad romana de Pollentia (Alcúdia). Monumento histórico-artístico. El Oratorio del Roser Vell. El Puig de Maria. Santuario situado a 330 metros de altura, al pie del pueblo, capilla, refectorio, torre y murallas ..., todo construido entre finales del siglo XIV y XV. Predomina el estilo gótico. El refectorio es una de las piezas más notables de Mallorca. La iglesia, de una sola nave, conserva una popular imagen de la Virgen, atribuida al siglo XIV. Fue un importante monasterio y estuvo abandonado mucho tiempo. Han pasado ermitaños, donados y religiosas. Se conserva un camino empedrado del siglo XVII. El trozo inicial del camino, aunque es apto para vehículos, es más aconsejable hacerlo a pie. Santuïri, espacio verde de uso público situado a 1,5 km de Pollença. El Castillo del Rey. Lugar estratégico, de construcción posiblemente árabe sobre otra primitiva. Último baluarte del Reino de Mallorca (1343). El camino atraviesa la fértil huerta de Pollença, con vestigios de norias, canalizaciones y molinos de agua y la popular fuente del Algaret. También se puede contemplar la antigua ermita de la Celda. Erigido en la cordillera de Ternelles, a una altura de 476 m. sobre imponentes acantilados que dan al mar. Excelente mirador natural sobre el Mediterráneo. Rincón mítico inspirador de poetas. Abandonado a principios del siglo XVIII. Actualmente sólo conserva el recinto amurallado, algunos lienzos de sus torres y el portón de entrada. Cuevas prehistóricas de San Vicente. Cala Bóquer. Desde la urbanización con su nombre y después de pasar por las casas de la posesión, el camino llega hasta una solitaria y virgen cala. A la izquierda, la sierra del Cavall Bernat, con crestas de hasta 360 metros sobre el nivel del mar. En su regazo, se encuentran importantes construcciones naviculars de la época talayótica, origen de la ciudad pre-romana Bocchoris. Antigüedad aproximada de 3000 años. Junto al camino hay una pequeña fuente de agua potable. Gran interés ornitológico. De entre las especies vegetales, se pueden encontrar palmitos y alguna orquídea (Orchis). Atalaya de Albercuix. Formentor. Museo de Pollença El Museo de Pollença está ubicado en el antiguo convento de los dominicos. el convento fue construido entre 1588 y 1616. Los frailes dominicos lo ocuparon hasta el 1836, año en que fue cerrado como consecuencia de la desamortización. Desde entonces el convento ha sido utilizado para llevar a cabo diversas actividades hace ya 25 años que se ha convertido en un centro cultural donde se realizan conciertos de música clásica y actuaciones teatrales, y también acoge el Museo de Pollença. Prehistoria e Historia antigua Los restos arqueológicos del pretalayótico (2000-1500 aC) son muy abundantes. Destacan las construcciones de navetiformes en la sierra de Cornavaques, Bóquer y Formentor. También son muy importantes los enterramientos funerarios, resaltando en este aspecto el conjunto de 12 cuevas artificiales en el Encinar de San Vicente, fechadas entre el 1600 y el 1300 a. C. La última hallazgo importante del pretalayótico pollensín se produjo en 1989, se trata de una cueva de la posesión de Can Martorellet (sierra de Cornavaques) que contenía un impresionante conjunto de cerámica y otros objetos, que seguramente fueron depositados en motivo de ritos funerarios. A partir del 1300 a. C. el pre-talayótico empieza a ser sustituido toda Mallorca por la cultura de los talayots. En Pollença encontramos numerosos ejemplos del monumento más representativo de esta época, el talayot: los del Puig de albeguins, del Molino de viento (Almadrava), de la Peña Mascorda en can Eixartell, de la rotación de Alto en Can Vela Gran , de Can Vela Petit, de Fartàritx del Rincón, los Vilaret de Llenaira ... También son muy importantes, aunque totalmente arrasados, los poblados amurallados que sucedieron en el tiempo a los primigenios talayots: Can Daniel Grande con sus 15.300 m2 de área ´urbana´ es uno de los más grandes de Mallorca, el cual empezó a ser habitado sobre el 1.000 a. C. Sin embargo, hoy en día casi no se puede distinguir ningún tipo de construcción, entre las que había 3 talayots circulares y dos cuadrangulares integrados dentro de las murallas que formaban parte de su sistema defensivo. El otro conjunto estrella del talayótico en Pollença es el poblado de Bóquer, aunque todavía queden menos restos. Tan sólo se conserva el topónimo al actual posesión de Bóquer y dos tabular patronatus de época romana. En cuanto a los aspectos culturales se nota al final del periodo un proceso creciente de aculturación, sobre todo en cuanto la presencia de elementos de otras culturas mediterráneas, como el culto al toro. En este sentido debemos mencionar el hallazgo de los Toros de la Punta (can Tirana), que consiste en los restos de unos bueyes de madera que servían de ataúd, fechados sobre el 300 a. C. Este hallazgo y sus reconstrucciones se puede ver en el museo de Pollença. El 123 a. C. Roma de la mano de Quinto Cecilio Metelo conquistó la isla de Mallorca y seguidamente fundó la ciudad de Pol.lentia. Este topónimo, sobre todo en épocas futuras, designará no sólo la ciudad en sí, sino también su espacio rural, es decir, los actuales municipios de = Alcudia, Pollença y parte de las montañas de Escorca. La interferencia de la ciudad con el mundo indígena debió ser muy importante desde muy temprano, aunque no sabemos con qué medida. Si es cierto que el 10 a. C. Bóccoris estaba federada con Roma y requería d = un protector Romano, pero 16 años después (6 d. C.) se buscó otro representante en la ´Urbe´ porque seguramente lo anterior no había podido frenar su decadencia. La ciudad también había sido citada por Plinio el Viejo, y comúnmente se cree que se localizaba en el Pedret de Bóquer, aunque podría representar un hábitat mucho más disperso, abrazando lo que actualmente es el Puerto de Pollença hasta Llenaira y Gotmar. Los restos visibles hoy son prácticamente inexistentes, aunque no s = ha hecho ninguna campaña arqueológica al respecto. Otro dato de la romanización de la región es l = existencia de un poblado de metalAlúrgics en Formentor, el hallazgo de monedas en el espacio rural, fechadas todo a partir del siglo II d. C. y la presencia de topónimos latinos que aún quedan vivos, como son los de Colonya, Formentor y Santuïri, entre otros. Volver índice historia Época bizantina e islámica El 425 Pol.lentia es destruida por los vándalos. Hipotéticamente se ha apuntado que muchos de los habitantes de la ciudad se establecieron más al interior para permanecer más protegidos, aunque no fundasin ningún núcleo urbano. De hecho, hoy es casi seguro que la ciudad de Pol.lentia no feneció por la acometida de los bárbaros, sino que continuó durante toda la época bizantina y casi toda la musulmana, muy posiblemente como único núcleo urbano de la región hasta que, definitivamente, terminó en algún momento del siglo XII. Así, el nacimiento de Pollença como núcleo urbano sería del siglo siguiente. Durante la época islámica la población que vivía en el distrito-Juz-de Bulânsa lo hacía de forma dispersa, con pequeños núcleos de carácter clánico que explotaban agrícolamente las alquerías y cobertizos. En una de ellas, hoy conocida por Son Grua, se encontró una lápida funeraria que se guarda en el museo de Mallorca, fechada el 517 de la hégira (1.123-4 dC). De hecho, en ella está escrito el nombre de la primera pollensina conocida: Zaynab hint Abi alHakam. Los musulmanes también construyeron norias y qanats para poder aprovechar al máximo el recurso del agua, vital para su agricultura basada en el riges. Algunos de estos qanats se pueden ver en la actualidad, como es el de Llinars y los principales sistemas hidráulicos existentes eran los de Ternelles, la Huerta de Cubelles, del torrente de la Almadraba (el riego) y el de Llinars. Volver índice historia La conquista catalano-cristiana En 1229 el ejército de Jaime I incorporó la isla a la órbita del mundo cristiano y de la cultura catalana. Todo apunta a que es en este momento cuando nace la villa de Pollença. Las tierras del distrito musulmán de Bulânsa, que incluían la actual Pollença, Alcúdia y parte de Escorca, quedaron a la porción real. Pero pronto el Rey cedió buena parte de este territorio-que a grandes rasgos corresponde al actual municipio de Pollença-los Templarios, los caballeros Dartusa (Tortosa), al obispo de Mallorca y otros varones. Serán los señores directos de la mayoría de las tierras y los futuros viviendas, pero al mismo tiempo cedieron el dominio útil a multitud de enfiteutas. Sin embargo, en pocos años los Templarios irían adquiriendo casi todo el dominio señorial de las propiedades del término de Pollensa, lo que significaba un gran poder económico (percepción de rentas), pero también jurídico (mero y mixto imperio) y religioso (El obispo Ramón de Torrella les cedió la Parroquia). El monte del Templo, el actual Calvario, se erigió como símbolo del de este dominio, ya que d = alto s = instalaron las horcas. Al mismo tiempo que los Templarios fortalecían su poder, Pollença crecía demográficamente y la incipiente villa se iba formando, primero con callejones estrechos y rodeados, y después de forma más rectilínea. En 1236 ya había parroquia reconocida y en 1248 la Bulla del papa Inocencio IV la reconoce. A finales de siglo era una de las villas más importantes de la parte foránea y empiezan a evidenciarse incipientes síntomas de organización municipal, a parte de las instituciones reales y señoriales preexistentes (Batlius). Lógicamente, a medida que la villa fue creciendo, el enfrentamiento del pueblo con los templarios fue también aumentando, ya que éstos no respetaban las franquezas otorgadas por Jaime I. En 1314 los bienes y privilegios de los templarios en Pollença pasan a Hospitalarios. A partir de este momento asistimos también a una ofensiva del poder del Rey, que quiere recuperar, a través de su Alcalde, parte de la jurisdicción cedida. Por eso los pleitos frecuentado en estos años, para terminar imponiéndose la corona. Sin embargo, los hospitalarios siguieron percibiendo las rentas de sus tierras y su alcalde seguiría conservando la baja justicia entre sus enfiteutas. Hasta los años cercanos a la Peste Negra (1348) fue una época de expansión, tanto económica como poblacional. Ejemplos de ello es la prematura confirmación, en cuanto a la parte foránea, de una estructura municipal propia. En 1330 la Universidad de Pollença ya está plenamente formada, con un Consejo de Prohombres y 4 jurados. Además, la villa desde un primer momento será considerada entre las mayores de la isla y por ello tendrá derecho a dos representantes en el Sindicato Foráneo. Parece que hasta el 1348 no se detuvo la repoblación, mayoritariamente protagonizada por catalanes, aunque tampoco faltaron los esclavos sarracenos en esta época. Así se llegó a 631 fuegos el 1329, lo que podría significar poco más de 3.000 habitantes. La peste afectó gravemente Pollença y agravó aún más la crisis que ya era evidente por otros factores, como por ejemplo las malas cosechas. En este contexto se produjo el enfrentamiento dinástico entre Jaime III y Pedro el Ceremonioso, que en parte se manifestó en estos lugares. Por mor del refugio de las tropas de Jaime III en el Castillo de Pollença o del Rey, la fortaleza fue sitiada en 1343 y posteriormente hubo saqueos al pueblo, ya que parece que los pollencins fueron partidarios del rey Jaime. Seguramente debido a las penalidades de estos años, el obispo Berenguer Batle dio permiso a los Jurados de la universidad para edificar en el Puig de Pollença una capillita dedicada a Santa María de la Merced. Era el origen de lo que se convertiría en un importante monasterio de monjas cerradas. También eran los años en que los hombres de Pollença colaboraron en la construcción de las murallas de Alcúdia. Pero Pollensa, como Mallorca, aún no se había recuperado plenamente de la crisis bajomedieval, agravada por los conflictos entre los campesinos y los ciudadanos. Por eso estalló la I Revuelta foránea en 1391 y en 1450 se inició el gran Levantamiento Foráneo. En este último los pollencins se tuvieron una gran presencia. Por ejemplo, en el segundo sitio de Ciudad participaron una cincuentena y el mismo año construyeron una galera en el Puerto de Pollença para interceptar las comunicaciones marítimas de los ciudadanos. Además, tras la derrota de los foráneos en 1452, el dirigente de éstos, Pedro Mascaró, continuó luchando en las montañas de Pollença hasta el 1453, en el que este y 24 pollencins más, fueron colgados en Ciudad. Todos estos hechos, lejos de recuperar la villa, aumentaron aún más la crisis y Pollença no pudo alcanzar, aún, los niveles de antes de la Peste Negra. Volver índice historia La incorporación a la Corona Hispánica El censo general de milicias que se hizo en 1515 dio una importante cantidad de hombres de armas, en total fueron 647. Esto significaba un enderezamiento de la población respecto a censos anteriores, pero la persistencia en el reino de la problemática social y económica no solucionada con las anteriores revueltas, provocó la Germania de Mallorca, en el que los de Pollença se volvieron a tener una participación muy importante . En junio de 1521 los gremios locales adhirieron a los de Ciudad y presto la villa se erigió en centro de operaciones contra Alcudia, única plaza que se mantenía en poder de los caballeros y demás mascarats. Sin embargo, como las anteriores ocasiones, los sublevados fueron derrotados, aunque en el caso de la Germanía la represión fue más cruenta que en el pasado. El 29 de octubre las tropas imperiales de Carlos I, tras superar una defensa encarnisada de la villa, tomaron fuego a la iglesia donde se habían refugiado unas 200 mujeres y niños. Por eso esta fecha sería conocida como el año de la Destroza. Los hechos de armas no acabaron aquí. En ese siglo, como el anterior, el peligro de los ataques corsarios era constante. Por eso el 21 de junio la Universidad pidió permiso para construir el oratorio de San Jorge, en el punto de la salida de la villa, en el camino que llevaba al Puerto; precisamente donde se concentraban los hombres de armas para ir a combatir el enemigo. También había permanentemente guardas (atalayas y escuchas) escondidos en las costas y en los puntos elevados para vigilar la ribera. Nada pudo evitar, sin embargo, que la noche del 30 al 31 de mayo se produjera el ataque corsario más importante de la historia de Pollença. El famoso Dragut desembarcó con 1500 moros en caló (Bahía de Pollença), guiados por un pollensín renegado se dirigieron a saquear toda la villa y raptar a sus habitantes. Sin embargo, la suerte quiso que los corsarios no planificassin bien su ataque, lo que dio tiempo a Joan Mas, en ausencia del capitán de armas que había abandonado su puesto, d = organizar la defensa con la milicia local. No sin graves pérdidas, los invasores fueron expulsados. Sin embargo, este también fue un día tristemente recordado durante muchos años, por lo que se le nombraba el día de la Desgracia. Este ataque, es lo que se conmemora en el simulacro de moros y cristianos de día 2 de agosto. En el siglo XVI se establecieron en Pollença los Dominicos, primero en la iglesia del Roser-viejo (1578) y luego al convento que habían construido, del que acabará la iglesia en 1616. Este hecho no se produjo sin las lógicas tensiones con el clero local, que veía como un ciertos competidores, sobre todo en cuanto en el tema de las dejas y limosnas, los Dominicos. Más tarde, a estos también les surgió otros rivales, ya que en 1688 los jesuitas se establecieron en la calle de la huerta y el oratorio de Sant Jordi. En 1738 acabaron la iglesia de Monti-Sion y en 1745 la imponente casa de la posesión de Son Brull, que también era de su propiedad. Durante todos los años en que se realizaron estas grandes construcciones, se producen algunos síntomas socioeconómicos de recuperación. Así se constata un aumento de la población hasta superar los 4000 habitantes a finales del siglo XVI. También se puede argumentar que es una de las villas donde primeramente se implantan los gremios, prueba de la gran relevancia que tenían las actividades no agrarias. Así, en 1596 se independizaron los gremios de Pará y el de Tejedores de los de Ciudad, mientras que en 1653 lo hizo el de carpinteros. Estos datos positivos se combinaron con sequías y malas cosechas, así como la persistencia del corsarismo, aunque en el siglo XVII ya sólo se hacía presente con pequeños pelotones para atacar las posesiones de la costa. El fenómeno de los desterrados también fue muy insistente durante el mismo siglo, provocando la visita de las autoridades a fin de perseguirlos. Entre 1601 y 1683, fueron asesinadas 85 personas. En el último siglo de la época moderna se produjeron importantes acontecimientos políticos. El más relevantes fueron la guerra de Sucesión, donde los pollencins apoyaron mayoritariamente el pretendiente de la casa de Austria, y los posteriores Decretos de Nueva Planta de 1715. En ese mismo año, el Estado abandonaba el castillo del Rey, que ya hacía mucho tiempo que sólo servía para atalaya. El otro evento destacable de la centuria fue la expulsión de los jesuitas el 3 de abril de 1767. Durante estos años volvieron las graves epidemias, como la de 1744-52 que hizo disminuir la población hasta los 3.600 habitantes. Luego, avanzada la segunda mitad de siglo, comenzaría un incremento poblacional continuado y sostenido, Pollença entraba así en la modernización demográfica. Volver índice historia La época contemporánea. El 22 de agosto de 1812 el consistorio pollensín juró la Constitución de Cádiz. Aunque con un futuro lleno de reacciones, inauguraba la época Constitucional. Hasta la década de los 60 fueron años de crecimiento, sin grandes crisis y con un aumento espectacular de la población. En 1854 se alcanzó por primera vez en la historia los 6.584 habitantes, que superarían los 7.000 tres años después. Este aumento, ya muy visible a principios de siglo, se tradujo en algunas obras importantes: el señor Desbrull concedió las aguas que brotan de la fuente de pararías, en el estrecho de Ternelles, ys = inició la construcción de = un acueducto para llevar agua a la villa. En 1826 llegó el agua al perímetro urbano y se construyó el lavadero del León, para luego atravesar el pueblo de parte a parte. En 1827 se levantó la emblemática fuente del gallo o de la limosna y 2 años después le tocó el turno a la del mercado. En 1829, se inició el anexo al templo de San Jorge, que será primero un hospicio y después, en 1849, residencia de las monjas de la caridad. Uno de los rasgos importantes del siglo fue la construcción de un primigenio muelle en la bahía de Pollença en 1830. En 1860 se construyó una nueva carretera que conectaba la villa con el puerto, 3 años más tarde se inauguró el faro de Formentor y día 5 de enero de 1865 fue habilitado el muelle, como aduana de 40 clase para dar salida a los productos de exportación. El crecimiento de la población en la villa y el aumento de la actividad pesquera durante el siglo XIX, propició la paulatina instalación de Pollensa en el Puerto. En 1868 sólo eran dos familias, pero a finales de siglo ya se puede hablar de un pequeño núcleo de población plenamente consolidado. El XIX también fue el siglo de las desamortizaciones eclesiásticas y municipales. Durante el bienio progresista el Convento, Montesión y San Jorge pasan a ser propiedad del Ayuntamiento. La comuna de Santuïri, que había sido comprada a los hospitalarios por parte de la Universidad en 1704, en 1880 se trasladó el cementerio, que desde el 1823 estaba en el campo de Costa. Destaca su portada proyectada por el arquitecto Joaquim Pavia Birmingham. El núcleo urbano fue objeto de importantes transformaciones urbanísticas: se hizo la actual plaza mayor, cogiendo parte del antiguo cementerio interior, también se abrieron nuevas calles en el casco antiguo y se proyectan ensanches, como el de la zona del campo de en Campos, las primeras calles del cual ya se establecieron a finales de siglo, mientras que el resto no se acabará de construir hasta bien entrado los años 20 y 30 del XX. También la fisonomía urbana cambiará con las casas señoriales que se construyen durante toda la centuria: can Costa nuevo en la calle Mayor, Can Llobera de Plaza, can Aulí, Can Franc ... Estas grandes casas que contrastan con el resto, manifiestan la pervivencia de señores de pueblo-antigua mano mayor-, propietarios de la mayoría de las posesiones, y que aún seguían dominando económica y socialmente el municipio. Estamos en una época mayoritariamente constitucional que dará entrada al juego electoral. Esto hará posible una nueva dimensión a la política local, en la que las clases más modestas, a finales de siglo, podían aspirar a hacer política. Durante el sexenio, 1868-1874, la democracia masculina permitirá que por primera vez un Ayuntamiento (1872) se forme sin señor y, también de forma innovadora, este puso en marcha una importante política anticlerical. Sin embargo, todo fue un espejismo, porque en 1875 se ´restauró´, aunque no en el cien por cien, la antigua situación y los notables volvieron a dominar directa o indirectamente cada consistorio. En este contexto surge la figura de Guillem Cifre de Colonya, que dio un gran impulso a la sociedad pollensina de finales de siglo. Él y un grupo importante de colaboradores, fundó en 1879 la Institución de Enseñanza de Pollença, un año después la Caja de Ahorros de Pollença (Colonya), una sociedad de Socorros Mutuos y una Cooperativa. En política, impulsó el partido republicano e intentó romper el caciquismo que tanto liberales dinásticos como conservadores habían impuesto en el municipio. Este movimiento creó una respuesta muy importante de estos últimos y también de la iglesia, que fundaron nuevas escuelas católicas y el Banco Agrícola de Pollensa en 1893. Culturalmente, el final del ochocientos fue inigualable. Sobresale la figura de Miquel Costa i Llobera, que dignificó la cultura catalana y se convirtió en uno de los poetas por excelencia de su época y de todos los tiempos. Pero otros ilustres pollencins el´´ acompañaron, como el poeta y autor teatral Ramón Picó y Campamar, el también poeta Joan Guiraud, el pintor Lorenzo Cerdá, el músico Miquel Capllonch, el historiador Mateo Rotger Capllonch ... Además, una serie de notables locales, como Antonio María Cerdá o Ramón Martorell, dieron un gran impulso a las fiestas de la Patrona, recuperando el simulacro a partir de 1882 y realizando o recuperando la galería de hijos ilustres. En el terreno económico el siglo acabó con una grave crisis que ya era muy evidente desde 1888. Los motivos fueron varios: una coyuntura recesiva de la agricultura mallorquina, nevadas y lluvias desmesuradas a nivel local, enfermedades del ganado, decadencia industrial, depredación fiscal por parte del Estado ... Esta crisis económica fue una de las causas-no la única-que impulsó la gran emigración en Argentina, que comenzó precisamente en 1888, y de importantes traspasos de la propiedad. El siglo terminó con la derrota en la guerra de Cubano, la cual se llevó la vida de numerosos jóvenes y muchos más fueron separados de su tierra en los años más productivos. Sin embargo, cabe señalar que el conflicto salió un héroe local, se trata del corneta de infantería Bartomeu Cifre Bibiloni que obtuvo la cruz de San Fernando por sus hechos en enero de 1896. Volver índice historia Primeras décadas del siglo XX El siglo XX comenzó con novedades y continuidades importantes. Novedad fue el surgimiento de un turismo primigenio que provocó la apertura de una serie de establecimientos hoteleros: la pensión ´Cosmopolita´-hoy Juma-y ´hay Loro´ en la villa, a la Cala de San Vicente se hay instaló la pensión can Nido. En el Puerto de Pollença, este turismo consiguió consolidar el núcleo de pescadores, que ya en 1909 tenían iglesia propia, mientras en las dos décadas siguientes se crearon los hoteles Puerto, Mar y Cielo, Bristol, Marina y Bellavista. Todo ello culminó con la inauguración en 1929 del hotel Formentor propiedad de Adan Diehl. En todo este proceso no resultó ajeno al establecimiento en Pollença de un grupo de pintores que dieron gran renombre en el municipio y fundaron lo que se ha llamado, no sin polémica entre los estudiosos, l = escuela pollensina de Pintura. Santiago Rossinyol a finales del XIX y Joaquim Mir en 1903 fueron los primeros, pero luego los siguieron Anglada Camarasa, Tito Citadines, Adan Diehl, Atilio Boveri, Sorolla, Roberto Montenegro, Tudela, Eugen Mosgraber, De Creff, entre otros. La llegada de estas personalidades no dejó de influir artistas pollencins que llegaron a alcanzar un gran renombre, casos de Guillermo Bestard y Dionisio Bennassar. Tampoco podemos olvidar que en 1904 Miquel Capllonch ya era un músico de renombre y Llorenç Cerdà continuó su labor como pintor académico. Los primeros años del siglo también se caracterizan por la apertura de fábricas modernas. Por ejemplo, en 1930, se creó una industria destinada a la realización de alpargatas y más tarde de productos de rafia. Pero más importante aún fue la fábrica de alfombras de Can Morató, que comenzó su actividad en 1922. También, hay que señalar que en 1907 Bartolomé Aloy, de Can Franc, fundó la primera fábrica de electricidad del término, llegando en 1916 al Puerto. Tampoco faltaron industrias de refrescos, como la de Damián Cerdá Vicens en 1912, la de Embutidos Forteza en 1924 o la industria textil de Martí Pons ... Pero este estado de cosas no consiguió alterar sustancialmente el sistema productivo. La agricultura todavía ocupaba en la gran mayoría de vecinos, y con ella continuaron a grandes rasgos las relaciones de poder local que habían dominado en el pasado. Los terratenientes, continuaron dominando la vida local, aunque cada vez más el movimiento obrero o de campesinos estaba más organizado y movilizado. Continuaron las asociaciones fundadas por Guillem Cifre de Colonya o sus sucesores, como el Sindicato Agrario de Colonya, también el mencionado ´Pósito´, La Fraternal de Zapateros ..., pero surgieron otros mucho más combativas, como el Círculo de Obreros Canteros de carácter socialista. Tampoco faltaron asociaciones católicas o auspiciadas por la Iglesia como el Círculo Obrero Católico. Continuando en el plano asociativo, cabe decir que el nuevo siglo comenzó con la creación en 1900 del ´Club Ciclista de Pollensa´ que, según se dice, años más tarde derivaría en la actual Club Pollença, en 1930 esta asociación ya toma nombre actual, de hecho, es l = única que aún permanece abierta nacida antes de la guerra. En tiempos del alcalde Joan Vives Rotger se remodeló la plaza de la libertad creada donde estaba el antiguo cementerio interior y que se convertiría en uno de los puntos más importantes del urbanismo pollensín. Volver índice historia II República, Guerra y Post-guerra. Durante la II República se pusieron de manifiesto las tensiones sociales existentes, los sectores tradicionales lucharon para no perder ninguna de las prerrogativas que disfrutaban y surgieron partidos republicanos o grupos de tendencia anarquista cada vez más reivindicativos. Sin embargo, el caciquismo y una mentalidad conservadora extendida, aunque hacía muy difícil que la política de izquierdas pudiera alcanzar un triunfo electoral. En esta etapa se hizo una importante remodelación del Puerto de Pollença, que supuso, entre otras cosas, que el agua potable llegara a cada casa. También, la creación de la Base de hidroaviones en una fecha cercana en 1934, fue muy relevante por el nuevo núcleo costero. En 1933 se creó el Fomento Turístico de Pollença, prueba que la línea puesta en marcha de explotación de esta fuente de recursos, continuaba con más fuerza que nunca. Pero en estos años un nuevo evento tuvo gran eco, se trata del Estraperlo, concepto creado en Formentor en 1934 gracias al fraude efectuado en el juego de la ruleta. A nivel asociativo fue una época muy fructífera, y aún quedan en el recuerdo el Club de solteros, asociación republicana y el mismo Club Pollença que agrupaba a los sectores conservadores. Al mismo tiempo, toda la vida social se politizó, afectando el mismo simulacro de moros y cristianos, ya que las fuerzas progresistas lo consideraban demasiado reaccionario. Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil acabó con casi todo lo que se había puesto en marcha hasta el momento. En primer lugar, hay que hablar de una fuerte represión sobre la izquierda local, que tuvo como resultado un mínimo de 20 pollencins fusilados, mientras 103 fueron juzgados. Además, se produjeron enfrentamientos armados entre los miembros de la Junta Gestora y los rebeldes, y también entre éstos y los militares de la base de hidroaviones que, comandados por el capitán Fernando Beneyto, quedaron fieles a la República, provocando víctimas mortales en ambos bandos. Inmediatamente, el turismo de calidad de los años 20 y 30 terminó y el sector agrario conoció una última época dorada. La industria sufrió menos que el turismo y en la década de los cuarenta ya volvían a funcionar con normalidad can Morató y can Siquier y, aproximadamente a partir de 1945, Martí Vicenç Alemany fundó la empresa textil Galerías Vicente. En la década de los 50 otras fábricas de = esperdenyes, de escobas y, sobre todo, de rafia, volvieron a florecer, alcanzando los máximos industriales de la historia de Pollença. Volver índice historia El desarrollo de los años 60. Durante los años 60 el Aboom @ turístico significó para Pollença un gran aumento del sector de la hostelería, aunque poco tenía que ver con aquel turismo de calidad = antes de la guerra. Al mismo tiempo también aumentaron todas las industrias relacionadas con la construcción, gracias al aumento demográfico y de infraestructuras turísticas. Como toda Mallorca, la evolución del sector agrícola e industrial y el de servicios, fueron a la inversa. En la década de los 60 cerró can Morató y 1977 hizo lo mismo can Siquier. Y con ellos casi todas las industrias de rafia, de escobas y de exportación, que fueron definiendo progresivamente. El Puerto de Pollença, en cambio, conoció la época de máxima expansión urbana y de población. Al mismo tiempo el mundo del campesinado iba desapareciendo. Todo este cambio tuvo otras consecuencias de tipo sociocultural, no menos importantes. Por primera vez desde 1888 se cambió el sentido de la migración, los pollencins dejaron d = ir a hacer las ´Américas´ y, por el contrario, un gran número de inmigrantes de Andalucía se. Instalaron en Pollença, primero trabajando mayoritariamente como agricultores y seguidamente de canteros y camareros. Por otra parte, el Ayuntamiento incrementó sus presupuestos municipales y, en tiempos de Bartomeu Siquier a la Alcaldía, se dio inicio en 1962 en el festival de música clásica y el Certamen de Pintura. La remodelación del antiguo Claustro de Santo Domingo fue vital para este aspecto. De hecho, la alta cultura ya había estado presente en Pollença en 1959, cuando en Formentor se realizaron las famosas conversaciones poéticas y un año después se creó el premio Internacional Formentor de novel.la. Casi al mismo tiempo, a un nivel mucho más modesto, pero a la vez mucho más popular, se creó el ´Circulo Cultural´ en el Puerto de Pollença. Los años 60 son el tiempo en que las fiestas de la Patrona, gracias a las iniciativas municipales, toman una gran empemta. Destacan las verbenas y el simulacro de Moros y Cristianos. Se crean grupos pollencins como ´Los De Ariant´, que tenía su precedente en la ´Orquesta Pollensa´, y grupos de teatro como ´Arte y Juventud´, que también daría un importante certamen de Cine Amateur. A finales de la década, llegó el agua corriente en todas las casas de la villa y en 1972 acabó con un cierto retraso respecto al resto de Mallorca, el asfaltado de las calles. Los años 70 fueron de continuidad total con respecto a la economía, pero no para la política. Desde muy pronto se empezó una pretransició local, que ya anunciaba lo que vendría a partir de 1975. En 1972 se crea el colectivo ´Creciente´ que organizó actos culturales, algunos tan importantes para la época como los primeros recitales de la nueva canción y las primeras colonias de = Verano. De hecho, el Club Pollença, abandonando su línea tradicional derechista, se convirtió en la institución por antonomasia del progresismo local. Sin embargo, en 1979 ganó las primeras elecciones democráticas la UCD, aunque el PCIB -4 concejales-y el PSOE -3 concejales-, obtuvieron unos buenos resultados. A partir de estos momentos podemos hablar de una continuación del desarrollo económico iniciado en 1960, que tendrá como consecuencia más relevante una elevación constante del nivel de vida de los pollencins, pero al mismo tiempo surgirán problemas nuevos, como los de tipo ecológico-construcción masiva , falta de = agua-o de tipo cultural, como por ejemplo la escasa integración de los inmigrantes y de la colonia extranjera. Autores: Miquel Cifre Cifre Francesca Crespí Ramis Pere Salas Vives Centros de trabajo 01 - Can Llobera C / Pza. vieja 7 02 - Casa consistorial C / Calvario, 2 - Teléfono: 971530108 PLANTA 0 1. - OAC - telf. 971530108-971530502 2. - CATASTRO 3. - EMSER - telf. 971534573 fax 971531516 PLANTA BAJA 1. - REGISTRO GENERAL DE ENTRADA Y SALIDA 2. - PARTICIPACIÓN CIUDADANA tlf / fax 971533111 3. - ALCALDIA 4. - SESIONES PLENARIAS 5. - ACTOS PÚBLICOS 6. - MATRIMONIOS CIVILES PLANTA 1 1. - SECRETARÍA - telf. 971899303 2. - ÁREA ECONÓMICA (INTERVENCIÓN) 971 534 012 971 534 019 3. - SERVICIO LINGÜÍSTICO 4. - PADRÓN 5. - SERVICIO ADMINISTRATIVO CEMENTERIO MUNICIPAL PLANTA 2 1. - LICENCIAS Y STM (Servicios Técnicos Municipales) tlf. 971530112-971532810 fax 971534016 2. - ÁREA DE MEDIO AMBIENTE tlf. 971532064 3. - ÁREA DE SERVICIOS tlf. 971530861 03 - Policía Local C / Munar, núm. 16 - Teléfono: 971 530437 04 - Oficina Municipal del Puerto de Pollença C / Médico Llopis, núm. 1 (Antigua escuela Miquel Capllonch) - Teléfono: 971-867404 05 - Oficina Servicios Sociales C / San Jorge n º 19 - Teléfono: 971531430 Educador de calle Red Norte de Empleo Ayuntamiento de Pollença Teléfono: (+34) 971530108 CIF: P0704200E Fax: (+34) 971 530 783 Dirección: Calvario, 2. 07460 Coordenadas UTM 31N ETRS89: 501230,4414249 m Transportes L340 PUERTO DE POLLENÇA - PALMA L352 CAN PICAFORT - PUERTO DE POLLENÇA L353 CAN PICAFORT - FORMENTOR L354 CAN PICAFORT - PORT DE POLLENÇA - PUERTO DE SOLLER L355 CAN PICAFORT - PORT DE POLLENÇA - SA CALOBRA L445 PORTO CRISTO - PUERTO DE POLLENÇA L446 CALA RAJADA - PUERTO DE POLLENÇA L447 PUERTO DE POLLENÇA - PORT VELL L448 CALA D´OR - CALA RAJADA - PUERTO DE POLLENÇA L449 CALA D´OR - MANACOR - PORT DE POLLENÇA L458 S´ARENAL - PUERTO DE POLLENÇA
Añadido: 2223 días antes por declipse
Duración: 942.48
Visto: 4841 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
SOLLER MUNICIPIO DE MALLORCA BALEARES
Las imagenes, muestran el centro de Soller, Plaza de la Constitucion y edificios emblematicos de Soller. Muestra su sello el tranvia del Port y el Tren. Sóller es un municipio de la comunidad autónoma de Islas Baleares, España. Situado en la costa noroeste de la isla de Mallorca, formando parte de la Comarca ´Sierra de Tramontana´, pertenece al Partido judicial Palma de Mallorca y los datos de su ubicacion son : Altitud 56 msnm, Superficie 42,80 km², Población 13.625 hab. (INE 2008), Densidad 318,34 hab./km² Gentilicio Solleric, sollerica, Código postal 07100 Comprende cinco núcleos de población, que son Sóller, Puerto de Sóller, La Huerta de Sóller, Biniaraix y s´Alqueria des Comte. Limita con los municipios de Buñola, Deyá, Fornalutx y Escorca. Se han encontrado, en Moleta, vestigios de la época talayiot que se remontan a una época comprendida entre el 5200 a. C. y el 2700 a. C. En el Museo de Mallorca hay tres estatuas de bronce encontradas en la Roca Roja (siglos IV-III a. C.) de una divinidad bélica de la prehistoria balear. El 11 de mayo de 1561, una coalición de corsarios argelinos comandados por Otxali y Iusuf-Arrais formaron una escuadra muy potente con veintidós galeones para atacar Mallorca. Esta armada, antes de llegar a Mallorca, se detuvo en Ibiza para proveerse de agua. Esto hizo que los mallorquines recibieran aviso de que el ataque empezaría en Sóller, por lo que el Capitán General de Mallorca, Guillem de Rocafull, envió un aviso al capitán de Sóller, Joan Angelats, y a Buñola, Santa María y Alaró para que diesen su ayuda. Los mallorquines salieron hacia el Campo de la Oca, en dirección al Puerto de Sóller. Desembarcaron unos 1.600 corsarios sin que los guardas de tierra se diesen cuenta. Los invasores se dividieron en dos grupos: mientras uno fue directamente hacia el puerto, el otro dio un rodeo y atacó Sóller desde el norte, obteniendo un gran botín. Los Sollerics, que habían salido hacia el puerto, se encontraron entre dos fuegos, decidiendo atacar el grupo corsario que se encontraba en el puerto. Una vez retomado el puerto decidieron esperar a que el segundo grupo volviera cargado con el botín, mujeres y niños que pretendían llevarse como esclavos. Cuando los corsario se sintieron en peligro mataron muchos prisioneros, por lo que fueron perseguidos por los mallorquines hasta los acantilados. Se deben remarcar dos hechos: las valientes mujeres de Can Tamany que liquidaron con engaños a los piratas que asaltaron la casa y una partida de bandoleros que hicieron un gran daño a las filas sarracenas, por lo que fueron perdonados por el rey Felipe II. Estos hechos se recuerdan cada año en una fiesta en mayo. Debido a los corsarios, a partir del siglo XVI, se construyó la Torre Picada y el Castillo del Puerto De Soller. También se fortificó una parte del pueblo, aunque de esta última obra sólo queda un trozo de muralla junto a la iglesia parroquial. Hay un ferrocarril que enlaza Sóller con Palma de Mallorca, con parada intermedia en Son Sardina y Buñola. Se trata de un tren eléctrico, que se ha conservado con el mismo trayecto y maquinaria (locomotora, vagones, vías, etc.) desde principios del siglo XX. También hay una línea de tranvías entre Sóller y el Puerto de Sóller. Para llegar hasta la ciudad de Sóller se construyó un túnel de peaje, que evitara el trayecto montañoso de la carretera vieja, y recientemente también se ha construido otro túnel que une Sóller con el Puerto de Sóller para peatonalizar la primera linea del puerto. Tal como indica su nombre, el Puerto de Sóller es el puerto de esta localidad. Actualmente su principal medio de vida es el turismo, aunque aún se mantiene el cultivo de hortalizas, cítricos, las naranjas de Sóller son famosas en toda la isla y olivos. Museos Museo etnográfico, Casal de Cultura (1740), Calle Sa Mar, Sóller Museo de Ciencias Naturales y Jardín Botánico (1985), Sóller, Ctra. a Puerto
Añadido: 3211 días antes por amoy
Duración: 256.56
Visto: 4600 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Es Baluard Museu dArt Modern i Contemporani Palma Mallorca
Es Baluard Museu dArt Modern i Contemporani Palma Mallorca Reserva y venta de entradas anticipadas Visitas guiadas: los miércoles y jueves a las 16.30 h se ofrecen visitas guiadas para grupos, asociaciones culturales, cívicas, de la tercera edad... Se pretende que el visitante disfrute de forma relajada de un recorrido por el museo, al mismo tiempo que le proporcionamos los contenidos de la colección y la importancia histórica del entorno. Es necesario concertar previamente día y hora. El servicio de visita guiada es gratuito, y el grupo paga la tarifa de entrada que corresponda según cada caso (grupos superiores a 20 personas, entrada reducida de 4,50 €). Teléfono para concertar la visita: 971 908 201. Tienda-librería: de martes a domingo, de 10 a 20 h. Cafetería-restaurante: tel. 971 908 199. Facilidades de acceso: las instalaciones están acondicionadas para facilitar el acceso de cochecitos infantiles y sillas de ruedas. Estas últimas pueden pedirse al museo de forma gratuita. Guardarropa: por razones de seguridad no se permite la entrada a las salas con mochilas, paraguas, paquetes o bolsas. Se ruega que estos artículos se dejen en el guardarropa. Animales: no se permite el acceso de animales, excepto los perros guía para invidentes. Fotografías y grabaciones de vídeo: no se permiten en el interior de las salas. Historia del museo Aspectos históricos de la constitución del proyecto El proyecto museístico del Baluard fecha del año 1.997, fecha en que el Ayuntamiento de Palma y la Fundació D’Art Serra suscribieron un convenio en virtud del cual el Ayuntamiento de Palma cedía los terrenos del Baluard de Sant Pere para conseguir un equipamiento destinado a Museo (que posteriormente revertirá al patrimonio municipal) y la Fundació d’Art Serra cedía parte de su colección de obras de arte, mediante donación o depósito de las mismas. Para llevar a cabo lo convenido se constituye el Consorcio Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma integrado por el Govern de les Illes Balears, el Consell de Mallorca (que decidieron incorporarse al proyecto), el Ayuntamiento de Palma y la Fundació d’Art Serra (promotores de la iniciativa). El principal objetivo del Consorcio ha sido llevar a cabo la construcción del edificio destinado a Museo en el interior del recinto del Baluard y, asimismo, conseguir la íntegra rehabilitación del entorno donde se asienta el espacio museístico. Los volúmenes proyectados y la simbiosis entre los materiales utilizados alumbran un singular y bello diálogo de espacios y perspectivas situadas ante el mar mediterráneo. Finalizada la construcción del Museo, se decide constituir la Fundació Es Baluard, Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, entidad integrada por las tres Administraciones Públicas antes mencionadas y por la Fundació d’Art Serra, con la declarada finalidad de gestionar e impulsar el equipamiento cultural recién creado. La colección gestionada por la Fundación Es Baluard dispone de fondos propios, los cedidos por los patronos y los procedentes de colecciones privadas y todo ello con el referente de estar ante obras de autores relacionados con las Islas Baleares. Así, la colección de la Fundació Es Baluard está formada por pinturas, esculturas, cerámicas y dibujos de artistas vinculados a las tendencias artísticas internacionales más significativas, aparecidas desde finales del siglo XIX: Cézanne, Gauguin, Picasso, Miró, Picabia, Magritte, Giacometti, Motherwell, Tàpies… hasta la actualidad: Horn, Plessi, Polke, Kiefer, Schnabel, Barceló, Scully... También hay una destacada muestra de paisajismo catalán y mediterráneo, así como de artistas que, directa o indirectamente, han estado relacionados con las Baleares: S. Rusiñol, J. Mir, A. Gelabert, H. Anglada-Camarasa, J. Ramis o M. H. Mompó, entre otros. En definitiva, el proyecto iniciado en el año 1.997 dota a la colectividad de un museo de arte moderno y contemporáneo de proyección internacional desde una perspectiva propia y todo ello gracias a la confluencia de la iniciativa pública con la privada. Pep Llambías Pep Llambías ´SEPTEM´ 23 julio 2010 - 24 octubre 2010 Septem. Instalación en el Aljub de Es Baluard, 2010 Hierro, espejos, proyectores y neones. Medidas variables Septem, la instalación que Pep Llambías (Alaró, Mallorca 1954) ha creado para el Aljub de Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, invita al espectador a que tome consciencia de la dimensión propia: pone a su alcance una sucesión de espejos para que se contemple en ellos, los contrapone para ofrecerle la posibilidad de una mirada hacia el infinito y, además, hace que el observador se sienta observado en un escenario creado para él. Al fin y al cabo, el ser humano siempre es arte y parte de su obra. Septem, aunque sea una intervención para un espacio concreto, define al artista, pues contiene muchos de los códigos lingüísticos que ha utilizado y utiliza para su expresión habitual. Fusiona plástica y poesía, analítica y estética. También están ahí las palabras referenciales, en este caso las asociadas a los pecados capitales y a las grandes virtudes. De igual manera, todos los materiales que conforman Septem han sido utilizados a menudo por el artista y muchos de ellos con idéntica forma: las vigas de hierro, los espejos, las palabras en neón y también las que están proyectadas y que, en este caso, surgen de puntos estratégicos para ocupar, cada una de ellas, el lugar que le corresponde. El espectador se siente en medio. Cada cual hará su lectura. Aun así, Pep Llambías, con la creación de Septem para el Aljub de Es Baluard, sólo se plantea dudas. Y quizá su voluntad sea invitar a un espacio de observación para que nos sintamos interrogados. Espacio: Aljub Alberto García-Alix ALBERTO GARCÍA-ALIX. LO MÁS CERCA QUE ESTUVE DEL PARAÍSO 10 septiembre 2010 - 09 enero 2011 Comisariado: Nicolás Combarro Dos hermanas, 2000 Fotografía en blanco y negro sobre papel baritado 47 x 47 cm huella Colección del artista “Formentera... Qué hubiera sido de mí sin la isla... En ella he amado y me he perdido. En sus aguas flota el mar de mi conciencia... Locuras, vaivenes emocionales, afectos y amores... En esta roca del Mediterráneo, fui feliz como nunca y triste”, escribe Alberto-García-Alix respecto de la menor de las Pitiüses, una isla ligada a sus vacaciones –también lo están, aunque menos, Eivissa y Mallorca-. Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma exhibe por vez primera las fotografías realizadas en tres de las Illes Balears. Nacido en León, en 1956, Alberto García-Alix viajó por primera vez a Eivissa en 1974, aunque los primeros negativos de la isla datan de 1981. Hasta 1989, no visitó Formentera, y desde entonces esta isla, como afirma el comisario de la exposición, Nicolás Combarro, “vuelve recurrentemente a su vida, y por tanto a su obra. Una sensación de libertad, un hedonismo que impregna las imágenes que llegan a nosotros a través del filtro de su mirada”. Las fotografías de García-Alix dan cuenta de las personas y lugares que han sido y son importantes en su vida. Y, como demuestra la exposición “Lo más cerca que estuve del paraíso”, las Illes Balears, con excepción de Menorca, se hallan en el itinerario autobiográfico de quien es Premio Nacional de Fotografía 1999. Aún así, no busquéis en ella la descripción esperada, ni geográfica, ni social, no en García-Alix. Lo importante es la mirada del fotógrafo, cómo detiene aquello que ve para retornarlo con muchos matices de gris, los no-colores de las tardes, de los anocheceres y de las noches. E importante es también su rechazo a la técnica digital, la afición por las cámaras de siempre y la pasión por el laboratorio en la búsqueda y dominio de una perfección técnica que contribuye a hacer tan extraños como cercanos a los personajes, paisajes y vivencias que retrata. Espacio: Planta -1 RUMOR DEL MUNDO: DEL INFORMALISMO A LAS NUEVAS ABSTRACCIONES, 1950-2010 Miradas a la colección de Es Baluard 17 septiembre 2010 - 30 enero 2011 Comisariado: Juan Manuel Bonet Sin título, 2007 Günter Förg Óleo sobre lienzo 200 x 190 cm Es Baluard Museu d´Art Modern i Contemporani de Palma Colección particular “Miradas a la colección de Es Baluard” es una serie de exposiciones que, con sus respectivas publicaciones, recoge la diversidad de lecturas que permite la colección de todo museo. Iniciada en 2009 con “Paisajes cruzados”, en 2010 tiene continuidad con “Rumor del mundo: del informalismo a las nuevas abstracciones, 1950-2010”, a cargo de Juan Manuel Bonet. Se trata de una mirada a la pintura y, concretamente, a la pintura abstracta que, en cierta medida, predomina en la colección de Es Baluard. Aun así, en el análisis de Bonet se remarca la conjunción de dos épocas que actúan como espejo una de la otra. Bonet habla de “continuidad de intereses y de preocupaciones” entre la generación que, en los años 50, realizó la revolución abstracta en España y de los artistas que en aquellos años llegaron del extranjero para acentuar o servir de referente al informalismo que se dio en nuestro país, para darles “continuidad” en los años 80 con otra generación que derivará hasta las nuevas abstracciones actuales. La de Juan Manuel Bonet es una mirada lanzada desde las Illes Balears, cuya particularidad es una de las misiones de Es Baluard, y por ello se explica la presencia, entre los artistas de mediados del siglo XX, de pintores como Frank El Punto, Hans Hartung, Manuel H. Mompó, Wols o Edwin Bechtold, entre otros que se establecieron en nuestras islas, sobre todo en Eivissa, para contribuir a una apertura artística que llevaría al arte español a sincronizar con las tendencias que se daban en las principales ciudades del mundo occidental. También se destaca la presencia de artistas como Jean Fautrier, Nicolas de Staël o Serge Poliakoff, cuya estrecha relación con pintores como el mallorquín Juli Ramis sin duda dejó huella. Y ello por no hablar de la generación siguiente, la de los “80’s y derivas” –recordemos la exposición que, con este título, organizó Es Baluard en 2008-, en la que se hallan, entre los artistas que siguen una abstracción pictórica de técnica más tradicional y los que investigan nuevos soportes y materias, pintores de orígenes diversos con otros que son de las Islas o que están muy vinculados a ellas, como José Manuel Broto, Miguel Ángel Campano, Ramon Canet, Ñaco Fabré, Ferran García Sevilla, Xavier Grau, Lluís Lleó o José María Sicilia. Producción: Es Baluard Museu d´Art Modern i Contemporani de Palma
Añadido: 2926 días antes por declipse
Duración: 193.28
Visto: 4472 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
TEATRO ROMANO DE MERIDA TOMA-2VIDIOS MATEOS
REATRO ROMANO Y MUSEO DE MERIDA ESTREMADURA CUANDO LOS ROMANOS SE ASENTARON EN EMERITA
Añadido: 3452 días antes por luis
Duración: 259.42
Visto: 4425 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
Festival NT de MÚSICA ELECTRÓNICA H1000VM museo Es Baluard
MÚSICA ELECTRÓNICA CON NEOTOKYO Es Baluard acogerá los días 1, 2 y 3 de octubre el Festival NT de Electrónica y Videoarte que organiza la asociación cultural -y banda de rock electrónico- Neotokyo. Entre los asistentes habrá figuras internacionales como Alexander Hacke, fundador de la banda de culto Einstürzende Neubauten, que actuará el día 3. Hacke interpretará la performance “The ship of fools” junto a la cantante estadounidense Danielle de Picciotto, ex componente de Space Cowboys, fundadora del Ocean Club y co-fundadora de la Love Parade de Berlín. El festival arrancará con una "primera batalla sónica" con H1000VM y Papa Topo, el día 1 a partir de las 21.00 horas, con el uso de las más altas y bajas frecuencias "directamente secuestradas de la reconversión y manipulación mediante 'circuit bending' de instrumentos de juguete y objetos directamente extraídos de las tripas de cualquier mercadillo callejero". El 2 de octubre llega el turno de Boltzmann Factor, la experimentación de Retoyon y los creadores de Moizture. El sábado actúan Disco Las Palmeras, de A Coruña, y Neotokyo, antes del plato fuerte del festival que llegará con la performance titulada "The ship of fools", obra de Alexander Hacke y de Danielle de Picciotto. H1000VM y Papa Topo Jueves, 1 OCTUBRE 2009 De 21 a 23 h. Auditori Es Baluard Boltzmann Factor, Retoyon y Moizture Viernes, 2 OCTUBRE De 20 a 24 h. Area exterior Es Baluard Disco Las Palmeras, Neotokyo, Alexander Hacke–Danielle de Picciotto Sábado, 3 OCTUBRE De 20 a 24 h. Area exterior Es Baluard Videojockeys invitados: ErrorVideo aka Calpurnio, Pisuke, Visualcortex, Minimal TV
Añadido: 3279 días antes por declipse
Duración: 301.86
Visto: 3972 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
LA CAJA BLANCA noche del arte 2011 Mallorca ATSUKO NAKAMURA
ATSUKO NAKAMURA The Pulsating Earth Nit de l´Art 2011 Fecha: Jueves 15 de Septiembre 2011 de 19:00h - 23:00h Ubicación: La Caja Blanca, Calle Verí 9, Palma de Mallorca Exposición individual (site-specific) de Atsuko Nakamura La Caja Blanca presenta la primera exposición individual de Atsuko Nakamura (1982 Japón), títulada “The Pulsating Earth” (La tierra que palpita). La muestra incluye cuatro proyectos inéditos, concebidos y realizados durante su residencia con La Caja Blanca (Palma de Mallorca), junto a una instalación sonora creada pocos meses antes de su llegada a la isla, en 2011. El olor del bosque quemado y el sonido de los latidos de su corazón invaden la sala de exposiciones, dotándola de un hilo conductor que conecta con instintos primitivos universales de cada visitante. Nakamura nació en una familia de expertos en tradiciones artísticas japonesas, como la fabricación de los célebres Kimonos “Yuzen”. Su infancia estuvo muy ligada a la artesanía y el arte tradicional japonés, así como a la naturaleza. En 2001, entró en la universidad Musashino (Tokyo) donde estudió arquitectura. Tras graduarse, trabajando como arquitecta mientras se especializa en el arte tradicional “Ikebana”, uno de los elementos más importantes en la ancestral “Ceremonia del Té”. Es especialista en Kendo, un arte marcial emanado de la cultura de los Samurai. FECHA INAUGURACIÓN: Jueves 15 septiembre a partir de las 20.00 horas LUGAR: Calle Can Veri 9, Palma de Mallorca 07001 PARA AMPLIAR INFORMACIÓN / SOLICITAR ENTREVISTAS CON LA ARTISTA: Teléfono +34 971 722 364 | info@lacajablanca.com | www.lacajablanca.com AGRADECIMIENTOS: Funàmbuls (Ona Mallorca 90.6), los responsables de la reserva natural de Galatzó en Calviá, el equipo del parque natural de Cabrera, el equipo del Club de Vela Cala Nova. LA CAJA BLANCA La Caja Blanca es una galería de arte independiente, especializada en producir proyectos de artistas contemporáneos y emergentes. Los proyectos de La Caja Blanca se llevan a cabo en su sala de exposiciones, así como en otros espacios públicos y privados. LA EXPOSICIÓN La obra de Nakamura se construye a partir de prácticas contemporáneas que, a pesar de su aparente modernidad, se nutren de técnicas tradicionales y creencias ancestrales de su Japón natal. La relación entre el hombre y la tierra, el vínculo inseparable entre la vida y la muerte, y el poder de la naturaleza representado por el mar, son temas que en su trabajo encuentran representaciones físicas en imágenes simbólicas; cuevas, sal, mar, bosques arrasados por incendios, y el sonido del latido de un corazón. Todas las piezas de la muestra hacen alusión a la mirada introspectiva, la búsqueda interior, la reflexión y la sabiduría ancestral que encontramos en nuestros antepasados y la naturaleza. En la entrada de la galería, un artilugio evoca un telescopio que, en vez de dirigirse al cielo y las estrellas, desvía la mirada del espectador hacia abajo, hacia el interior. El interior del aparato, poblado de un bosque de cristales creados con agua salada, permite vislumbrar la segunda obra, también sitespecific: una escultura de gran formato que evoca la forma de un barco naufragado, que se mece sin rumbo en el espacio. La forma, de un negro intenso, ha sido construida a partir de las ramas de un bosque devorado por un incendio forestal. La pieza flota entre el techo y el suelo, mientras sus ramas se extienden hacia abajo, como si fueran raíces intentando volver a la tierra para reengancharse con la vida. “Mis antepasados eran capaces de comunicarse con los árboles. Cuando tallaban uno, escenificaban un ritual para mostrar su respeto y transmitirle paz. Hoy en día el ruido a nuestro alrededor no nos permite escuchar la naturaleza, y nos impide comunicarnos con ella”. El grabado es la primera obra de una serie de trabajos sobre papel que están en curso, y describe el mundo interior que nos acompaña a través de la forma de una cueva escondida debajo de un olivo solitario. “Me fascinan las cuevas sobre todo las que contienen lagos de agua. Para mí son espacios sagrados donde el Dios del Mar se reúne con el Dios de la Tierra para discurrir sobre temas importantes, como la ley de la naturaleza. Son lugares sagrados que evocan el vientre de la madre, el primer refugio del hombre primitivo y el lugar en el que nació el arte. La costa y el interior de Mallorca están llenos de estos espacios místicos y cuando entro en ellas me siento vigilada, observada por un ser mucho más poderoso que yo. Estas cuevas son nuestras almas, que permanecen ocultas bajo la superficie, que cada uno tiene que visitar para entrar para encontrar su paz interior.” Un libro de Platón, cuyas hojas se solidifican como un fósil que ha pasado siglos en el fondo del mar, abierto para siempre en la página que hace referencia a la alegoría de la cueva preside la sala de exposiciones, quieta sobre una peana. A su lado, se erige una estructura de hierro con las proporciones aproximadas de un ser amado ya fallecido. Sobre él descansa una fina capa de sal. Donde estaría su corazón, un latido retumba levantando la capa de sal ligeramente con cada pulsación. La obra se titula “A Letter To My Grandfather” (Una carta a mi abuelo). El sonido de los latidos proviene de una grabación: “Cuando falleció mi abuelo, yo no pude llegar a tiempo para asistir a su funeral. Fue un hombre muy importante en mi vida, al que echo de menos profundamente. Decidí escribirle una carta, para comunicarme con su alma y despedirme de él. Me sorprendió comprobar que mientras yo leía mi carta, mi corazón empezaba a latir cada vez más deprisa y más alto. La sensación de poder oír el latido que llevas dentro como si se emitiera desde el exterior, era una sensación muy extraña, y alarmante. Decidí grabar los latidos y enlazarlos con el corazón de mi abuelo. En el proceso me he dado cuenta de que, al entrar en la sala y oír el latido de un corazón acelerándose, los visitantes sienten una sensación de angustia contagiada. Es una reacción que no depende de su nivel de familiaridad con el arte, ni requiere un conocimiento profundo de mi trabajo, es simplemente una reacción primaria, visceral, casi inevitable. Desde que somos fetos, en el vientre de nuestras madres, estamos programados para recibir los mensajes que nos llega desde nuestro entorno y reaccionar a ellos; Los cambios en los ritmos de los latidos del corazón de una madre afectan al estado de ánimo de sus bebés. Como adultos, no perdemos esta capacidad de “sintonizar” con los mensajes sutiles que nos llegan desde nuestro entorno inmediato pero, a veces, la cacofonía que nos rodea nos aturde, nos ensordece, y nos insensibiliza.“ “Mi intención es, a través del arte, crear espacios que nos incitan a la introspección y nos permiten volver a conectar con lenguajes primarios basados en la visión, el oído, el tacto, el olfato, etc., devolviéndonos nuestra capacidad de entender el mundo y comunicarnos con él con sinceridad, sin artificios ni condicionantes sociales, sino desde nuestro sentido común y nuestra conciencia interior”. LA ARTISTA Atsuko Nakamura nació en Japón, en una familia de expertos en tradiciones artísticas japonesas, como la fabricación de los célebres Kimonos “Yuzen”. Su infancia estuvo muy ligada a la artesanía el el arte tradicional japonés, así como a la naturaleza. En 2001, Nakamura entró en la universidad Musashino (Tokyo) donde estudió la carrera de arquitectura. Tras graduarse, siguió viviendo en Japón unos años, trabajando como arquitecta y especializándose en el arte tradicional “Ikebana”, uno de los elementos más importantes en la ancestral “Ceremonia del Té”. Es especialista en Kendo, un arte marcial emanado de la cultura de los Samurai. En 2009, se muda a Londres para estudiar un máster en escultura en la Slade School of Art. Tras su graduación, es seleccionada por La Caja Blanca como invitada para la residencia de artistas Nit de l’Art en septiembre 2011. PROGRAMA DE ARTISTAS JÓVENES EN LA CAJA BLANCA Entre los artistas que han participado en ediciones anteriores del programa de residencias para artistas jóvenes impulsado por La Caja Blanca, destacan Regina José Galindo, con la obra Confesión, presentada en la edición 2009 de la Bienal de Venecia; Katie Paterson, con la obra Moonlight Sonata, presentada en el museo Can Marqués y posteriormente en el ICA de Londres y Noa Lidor, con la obra Til Human Voices Wake Us que fue seleccionada por el Museo de Dibujo e Ilustración ABC como ganador dentro del certamen de dibujo contemporáneo 2011 AGRADECIMIENTOS ESPECIALES: • Funàmbuls (Ona Mallorca 90.6) por apoyo técnico para el sonido de la obra “A Letter To My Grandfather”. • Los responsables de la reserva natural de Galatzó en el Ayuntamiento de Calviá, Toni Aguareles García, el director del departamento y Jaime Seguí Colomar, extraordinario joven biólogo que nos ayudó a conocer la flora y fauna de Mallorca. • El equipo del parque nacional de Cabrera. • El equipo del Club de Vela Cala Nova que nos permitieron conocer el Mediterráneo un poco mejor, conviviendo día a día con ella.
Añadido: 2565 días antes por declipse
Duración: 33.25
Visto: 3600 | Comentarios: 0
Puntuación: 0
 
1  2