LA CAJA BLANCA noche del arte 2011 Mallorca ATSUKO NAKAMURA
Duración: 0m 33s | Visto: 3673 | Comentarios: 0
LA CAJA BLANCA noche del arte 2011 Mallorca ATSUKO NAKAMURA
 
Inglés (traducción automática) Alemán (traducción automática) Ruso (traducción automática)
Comentar este video
 

Por favor ayuda a mantener este sitio ENTRETENIDO, LIMPIO, y REAL.
Marca este video : Destaca este!
| Inapropiado

Información del Video
 
Votos(0)
Puntuación: 0
Publicado el: 15-09-2011
por: declipse(Enviar un mensaje a este usuario)
(334) | (0) | (3)

Descripción:
ATSUKO NAKAMURA The Pulsating Earth Nit de l´Art 2011 Fecha: Jueves 15 de Septiembre 2011 de 19:00h - 23:00h Ubicación: La Caja Blanca, Calle Verí 9, Palma de Mallorca Exposición individual (site-specific) de Atsuko Nakamura La Caja Blanca presenta la primera exposición individual de Atsuko Nakamura (1982 Japón), títulada “The Pulsating Earth” (La tierra que palpita). La muestra incluye cuatro proyectos inéditos, concebidos y realizados durante su residencia con La Caja Blanca (Palma de Mallorca), junto a una instalación sonora creada pocos meses antes de su llegada a la isla, en 2011. El olor del bosque quemado y el sonido de los latidos de su corazón invaden la sala de exposiciones, dotándola de un hilo conductor que conecta con instintos primitivos universales de cada visitante. Nakamura nació en una familia de expertos en tradiciones artísticas japonesas, como la fabricación de los célebres Kimonos “Yuzen”. Su infancia estuvo muy ligada a la artesanía y el arte tradicional japonés, así como a la naturaleza. En 2001, entró en la universidad Musashino (Tokyo) donde estudió arquitectura. Tras graduarse, trabajando como arquitecta mientras se especializa en el arte tradicional “Ikebana”, uno de los elementos más importantes en la ancestral “Ceremonia del Té”. Es especialista en Kendo, un arte marcial emanado de la cultura de los Samurai. FECHA INAUGURACIÓN: Jueves 15 septiembre a partir de las 20.00 horas LUGAR: Calle Can Veri 9, Palma de Mallorca 07001 PARA AMPLIAR INFORMACIÓN / SOLICITAR ENTREVISTAS CON LA ARTISTA: Teléfono +34 971 722 364 | info@lacajablanca.com | www.lacajablanca.com AGRADECIMIENTOS: Funàmbuls (Ona Mallorca 90.6), los responsables de la reserva natural de Galatzó en Calviá, el equipo del parque natural de Cabrera, el equipo del Club de Vela Cala Nova. LA CAJA BLANCA La Caja Blanca es una galería de arte independiente, especializada en producir proyectos de artistas contemporáneos y emergentes. Los proyectos de La Caja Blanca se llevan a cabo en su sala de exposiciones, así como en otros espacios públicos y privados. LA EXPOSICIÓN La obra de Nakamura se construye a partir de prácticas contemporáneas que, a pesar de su aparente modernidad, se nutren de técnicas tradicionales y creencias ancestrales de su Japón natal. La relación entre el hombre y la tierra, el vínculo inseparable entre la vida y la muerte, y el poder de la naturaleza representado por el mar, son temas que en su trabajo encuentran representaciones físicas en imágenes simbólicas; cuevas, sal, mar, bosques arrasados por incendios, y el sonido del latido de un corazón. Todas las piezas de la muestra hacen alusión a la mirada introspectiva, la búsqueda interior, la reflexión y la sabiduría ancestral que encontramos en nuestros antepasados y la naturaleza. En la entrada de la galería, un artilugio evoca un telescopio que, en vez de dirigirse al cielo y las estrellas, desvía la mirada del espectador hacia abajo, hacia el interior. El interior del aparato, poblado de un bosque de cristales creados con agua salada, permite vislumbrar la segunda obra, también sitespecific: una escultura de gran formato que evoca la forma de un barco naufragado, que se mece sin rumbo en el espacio. La forma, de un negro intenso, ha sido construida a partir de las ramas de un bosque devorado por un incendio forestal. La pieza flota entre el techo y el suelo, mientras sus ramas se extienden hacia abajo, como si fueran raíces intentando volver a la tierra para reengancharse con la vida. “Mis antepasados eran capaces de comunicarse con los árboles. Cuando tallaban uno, escenificaban un ritual para mostrar su respeto y transmitirle paz. Hoy en día el ruido a nuestro alrededor no nos permite escuchar la naturaleza, y nos impide comunicarnos con ella”. El grabado es la primera obra de una serie de trabajos sobre papel que están en curso, y describe el mundo interior que nos acompaña a través de la forma de una cueva escondida debajo de un olivo solitario. “Me fascinan las cuevas sobre todo las que contienen lagos de agua. Para mí son espacios sagrados donde el Dios del Mar se reúne con el Dios de la Tierra para discurrir sobre temas importantes, como la ley de la naturaleza. Son lugares sagrados que evocan el vientre de la madre, el primer refugio del hombre primitivo y el lugar en el que nació el arte. La costa y el interior de Mallorca están llenos de estos espacios místicos y cuando entro en ellas me siento vigilada, observada por un ser mucho más poderoso que yo. Estas cuevas son nuestras almas, que permanecen ocultas bajo la superficie, que cada uno tiene que visitar para entrar para encontrar su paz interior.” Un libro de Platón, cuyas hojas se solidifican como un fósil que ha pasado siglos en el fondo del mar, abierto para siempre en la página que hace referencia a la alegoría de la cueva preside la sala de exposiciones, quieta sobre una peana. A su lado, se erige una estructura de hierro con las proporciones aproximadas de un ser amado ya fallecido. Sobre él descansa una fina capa de sal. Donde estaría su corazón, un latido retumba levantando la capa de sal ligeramente con cada pulsación. La obra se titula “A Letter To My Grandfather” (Una carta a mi abuelo). El sonido de los latidos proviene de una grabación: “Cuando falleció mi abuelo, yo no pude llegar a tiempo para asistir a su funeral. Fue un hombre muy importante en mi vida, al que echo de menos profundamente. Decidí escribirle una carta, para comunicarme con su alma y despedirme de él. Me sorprendió comprobar que mientras yo leía mi carta, mi corazón empezaba a latir cada vez más deprisa y más alto. La sensación de poder oír el latido que llevas dentro como si se emitiera desde el exterior, era una sensación muy extraña, y alarmante. Decidí grabar los latidos y enlazarlos con el corazón de mi abuelo. En el proceso me he dado cuenta de que, al entrar en la sala y oír el latido de un corazón acelerándose, los visitantes sienten una sensación de angustia contagiada. Es una reacción que no depende de su nivel de familiaridad con el arte, ni requiere un conocimiento profundo de mi trabajo, es simplemente una reacción primaria, visceral, casi inevitable. Desde que somos fetos, en el vientre de nuestras madres, estamos programados para recibir los mensajes que nos llega desde nuestro entorno y reaccionar a ellos; Los cambios en los ritmos de los latidos del corazón de una madre afectan al estado de ánimo de sus bebés. Como adultos, no perdemos esta capacidad de “sintonizar” con los mensajes sutiles que nos llegan desde nuestro entorno inmediato pero, a veces, la cacofonía que nos rodea nos aturde, nos ensordece, y nos insensibiliza.“ “Mi intención es, a través del arte, crear espacios que nos incitan a la introspección y nos permiten volver a conectar con lenguajes primarios basados en la visión, el oído, el tacto, el olfato, etc., devolviéndonos nuestra capacidad de entender el mundo y comunicarnos con él con sinceridad, sin artificios ni condicionantes sociales, sino desde nuestro sentido común y nuestra conciencia interior”. LA ARTISTA Atsuko Nakamura nació en Japón, en una familia de expertos en tradiciones artísticas japonesas, como la fabricación de los célebres Kimonos “Yuzen”. Su infancia estuvo muy ligada a la artesanía el el arte tradicional japonés, así como a la naturaleza. En 2001, Nakamura entró en la universidad Musashino (Tokyo) donde estudió la carrera de arquitectura. Tras graduarse, siguió viviendo en Japón unos años, trabajando como arquitecta y especializándose en el arte tradicional “Ikebana”, uno de los elementos más importantes en la ancestral “Ceremonia del Té”. Es especialista en Kendo, un arte marcial emanado de la cultura de los Samurai. En 2009, se muda a Londres para estudiar un máster en escultura en la Slade School of Art. Tras su graduación, es seleccionada por La Caja Blanca como invitada para la residencia de artistas Nit de l’Art en septiembre 2011. PROGRAMA DE ARTISTAS JÓVENES EN LA CAJA BLANCA Entre los artistas que han participado en ediciones anteriores del programa de residencias para artistas jóvenes impulsado por La Caja Blanca, destacan Regina José Galindo, con la obra Confesión, presentada en la edición 2009 de la Bienal de Venecia; Katie Paterson, con la obra Moonlight Sonata, presentada en el museo Can Marqués y posteriormente en el ICA de Londres y Noa Lidor, con la obra Til Human Voices Wake Us que fue seleccionada por el Museo de Dibujo e Ilustración ABC como ganador dentro del certamen de dibujo contemporáneo 2011 AGRADECIMIENTOS ESPECIALES: • Funàmbuls (Ona Mallorca 90.6) por apoyo técnico para el sonido de la obra “A Letter To My Grandfather”. • Los responsables de la reserva natural de Galatzó en el Ayuntamiento de Calviá, Toni Aguareles García, el director del departamento y Jaime Seguí Colomar, extraordinario joven biólogo que nos ayudó a conocer la flora y fauna de Mallorca. • El equipo del parque nacional de Cabrera. • El equipo del Club de Vela Cala Nova que nos permitieron conocer el Mediterráneo un poco mejor, conviviendo día a día con ella.
Canales: Mallorca  Eventos ocio y espect?culos  Historia arte y cultura 
Tags: LA  CAJA  BLANCA  noche  del  arte  2011  Mallorca  ATSUKO  NAKAMURA 

Video URL :
VIDEO INCRUSTADO: Copia y pega este codigo en tu página WEB
Otros Videos
 
Videos de Baleares
Visita las Islas